¿QUÉ ES EL STOP LOSS?

Lo primero que debes saber sobre cualquier tema es la raíz de su definición, el Stop loss no dista mucho de ser una orden que trae consigo una limitación de sus pérdidas, cancelando automáticamente su posición de movimientos financieros cuando el precio alcanza un cierto nivel. Un ejemplo sencillo y paradigmático es el siguiente: Situémonos en la observación de la vela de una pequeña barca o fragata y determina que su sombra es más larga de lo normal advirtiendo con temor la  posibilidad de una regresión próxima. La acción inmediata que sigue es cerrar la vela y la siguiente:

Abrir una orden de venta.

Lo siguiente que debes saber es traducir esto a un lenguaje llano y más comprensible, cargado de ilustraciones y dinamismo. Lo haremos de la siguiente manera:

Un stop loss es un tipo de orden de bolsa que se activa una vez la cotización de una acción haya alcanzando un determinado precio. Se trata de una especie de seguro. Por ejemplo: Supongamos que has comprado hace algunos meses por seis euros y su valor de inversión se encuentra en unos ocho euros, si pones el stop loss en linea imaginaria de la gráfica mental de los siete euros (un precio medio entre el precio de venta y el precio de cambio) significa que en el momento en que la acción descienda nuevamente en su estimación se activará automáticamente la orden de venta. En pocas palabras, un stop loss es igual a una orden de venta espontánea con un limite autodeterminado por ti como persona inversora. En este caso ilustrativo, pondrías tu acción a la venta por siete euros obteniendo una ganancia de un euro.

Ahora bien, no olvides los costes de transacción.

¿Qué son los costes de transacción?

Los costes de transacción se definen como aquellas perdidas en el balance de ingresos que se cometen en el transcurso de la realización de un  intercambio de un bien o servicio y por la debida custodia del cumplimiento de lo establecido en el negocio. Un ejemplo de quiniela, que siempre toca, es el coste asociado a los emolumentos a retribuir a  los abogados interventores en un convenio entre dos empresas. Los trámites para abrir un negocio y los gastos vinculados (contadores, almacenamiento de información, materias primas, exigencia de un establecimiento permanente, etcétera) para pagar impuestos, y así cumplir con las obligaciones tributarias dinerarias y formales inherentes, son otra modalidad de costes de transacción.

Ahora que este término ha entrado en la dinámica que tratamos de explicar, debes tener un cuidado meticuloso a la hora de colocar un stop loss  porque las acciones son muy volátiles y las acciones suben y bajan, y, si a esto le sumas estos gastos añadidos que no tuviste en cuenta, puedes vender generando perdidas en vez de ingresos. No olvides que si quieres convertirte en un inversor a largo plazo debes ser más atento y flexible.

Otras órdenes de venta o de para paralización de movimientos financieros.

Por supuesto que existen otros tipos de órdenes como los Take Profit, que consisten en la venta instantánea de la acción una vez alcance a un preasignado pico de ganancias, a ese nivel de ingresos en alza se le suele denominar precio objetivo. Por lo que, en resumen, un take profit es un comando comercial primo hermano del stop loss que hace posible calcular el beneficio de una cantidad cuando el precio de mercado alcanza ese beneficio. Esto es lo que por ahora, y en rasgos generales, debes saber sobre el stop loss.

No hay comentarios

Agregar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies